multar conducir chanclas

¿Te pueden multar por conducir con chanclas?

Con la llegada del verano, vuelven los planes de playa y piscina y con ello el uso de ropa ligera y cómoda y el característico calzado de esta época: las chanclas. Por ello, regresa la habitual pregunta de todos los veranos, ¿te pueden multar por conducir con chanclas?

Es frecuente que los conductores que vayan en chanclas decidan coger el coche con las mismas puestas, sin embargo, este calzado no es el más adecuado para circular por atentar contra una conducción segura, además, podremos enfrentarnos a una multa. Aunque no existe una multa específica que prohíba el uso de chanclas al conducir, sí que podrán multarnos de acuerdo a otros artículos recogidos en el Reglamento General de Circulación; te lo explicamos más detalladamente a continuación.

 

Entonces, ¿te pueden multar por conducir con chanclas?

Como ya hemos dicho, el Reglamento General de Circulación no recoge una norma que prohíba de manera específica el uso de chanclas durante la conducción ni que obligue a usar un calzado concreto. Sin embargo, si te para un agente de Tráfico y detecta que estás circulando con chanclas, podría imponerte una sanción si entiende que el calzado no es seguro para la conducción.

Varios artículos del reglamento hacen referencia a la obligación de garantía de conducción segura y libertad de movimientos por parte del conductor; son los siguientes:

Artículo 3.1 Reglamento General de Conducción: Alude al modo de conducción, debiendo mostrar la debida diligencia y precaución que evite todo tipo de daño, tanto propio como ajeno.

Artículo 17.1 Reglamento General de Conducción: Determina que los conductores deben estar en condiciones de controlar su vehículo.

Artículo 18.1 Reglamento General de Conducción: Establece la obligación del conductor de garantizar su libertad de movimientos, campo necesario de visión, atención permanente y adoptar una poción adecuada.

 

¿Cuál es la multa por conducir con chanclas?

Por todo lo dicho anteriormente, los conductores que circulen con chanclas podrán ser sancionados con una multa que asciende a los entre 80 y 200€ si el agente de Tráfico entiende que pueden afectar a la seguridad en la conducción, por ejemplo, por no poder controlar de manera adecuada los pedales.

Las chanclas no se sujetan al pie del conductor, por lo que es posible que mientras conduzca se muevan, lo que podrá afectar a la seguridad vial. Si vamos a salir a la calle en chanclas y pensamos coger el coche, lo más aconsejable será llevar otros zapatos de repuesto que se sujeten bien al pie.