19/07/2020 nueva normalidad

Salud al volante en la nueva normalidad

Salud al volante en la nueva normalidad

Tras la implantación del estado de alarma en nuestro país se está volviendo a la normalidad de nuestra vida diaria y actividades, entre las que se encuentra el volver a circular por las vías públicas sin las mismas limitaciones que en pleno aislamiento.

Llegando al fin de la desescalada, puede que si pretendes realizar estas vacaciones un viaje por carretera y hayas pasado el Covid-19 te preguntes si circular supondrá algún tipo de riesgo.

¿Disminuye la capacidad del conductor que haya pasado el virus?

Como ya sabemos, nuestro estado de salud está directamente relacionado con nuestras habilidades al volante, por lo que tras la pandemia es algo habitual y lógico el preguntarse si uno debería circular por carretera si ha pasado el virus.

La respuesta varía según se haya pasado la enfermedad por completo, aún se siga padeciendo algún tipo de síntoma, existan secuelas o se siga algún tratamiento.

  • Si se ha pasado el virus y ya no se presenta ningún síntoma, conducir no será ningún problema para la seguridad vial
  • Por otro lado, si se ha pasado la enfermedad y persiste algún tipo de secuela, deberás acudir a tu médico de familia para que te confirme si esta presenta algún riesgo para la conducción
  • Si sigue algún tratamiento, será de vital importancia leer el prospecto de la medicación para comprobar si tal prescripción no es compatible con la seguridad en carretera; asimismo, se debe verificar si la toma simultánea de fármacos para patologías crónicas afecta a nuestra capacidad para conducir

Existe una relación inmediata entre el mayor número de siniestros en carretera y las personas que conducen con patologías crónicas; en una entrevista con el médico y miembro del Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud de la semFYC Martín Carrera, este afirmó que los riesgos para la población con problemas de salud crónicos en general disminuyen si están siendo tratados y controlados adecuadamente, con excepción de algunos problemas de salud crónicos muy específicos, como son la apnea del sueño, las cataratas o el alcoholismo

Limpiar adecuadamente el vehículo con el que nos vayamos a desplazar

Aunque la limpieza de nuestro vehículo siempre sea un factor importante, en estos tiempos es recomendable una limpieza extra con algo más de empeño, como aconseja la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

Diversas investigaciones han demostrado que los gérmenes pueden llegar a permanecer hasta 9 días, por lo que se recomienda lavar con gel hidroalcohólico las zonas del vehículo que más se suelan tocar, como el volante, las ventanas o la palanca de cambio de marchas.

Por otro lado, el uso de guantes y mascarilla no es necesario si el viaje que se vaya a realizar en coche es con las personas con las que se convive, al contrario de si los pasajeros son desconocidos o personas con las que no se conviva. Recordamos extremar el cuidado al desechar estos dos elementos por acumularse en ellos los virus.

Asimismo, te indicamos una serie de recomendaciones con objeto de realizar un viaje seguro y disminuir los riesgos, como: optar por las vías públicas más apropiadas, descansar cada 2 horas entre 15 minutos y media hora, no consumir alcohol ni otras drogas, no mirar el GPS mientras se conduce, además de utilizar siempre, aunque se trate de un corto recorrido, el cinturón de seguridad.