15/09/2020 coche electrico

Razones por las que los seguros de coches eléctricos son más caros

Razones por las que los seguros de coches eléctricos son más caros

El precio de los seguros de coches atiende al tipo del vehículo por el que se contrate y a su estado originario. Mientras que los seguros de coches híbridos conllevan un menor coste, teniendo normalmente los conductores de estos menos accidentes por el modo de conducir más tranquilo, contratar una póliza para un coche eléctrico presenta de forma general un mayor coste, sin significar ello que la razón reside en su mayor riesgo.

A continuación te explicamos una serie de razones por las que los seguros de los coches eléctricos son más caros que el resto, información interesante en estos momentos por las recientes ayudas destinadas a la compra de estos vehículos:

Mayor coste por reparación de daños

El deterioro o daño que puedan sufrir los componentes de un vehículo eléctrico, sobre todo su batería, conlleva un coste más elevado que la reparación de los daños de un coche de combustión, siendo esta una de las razones por las que su seguro es más caro. A pesar de que el número de accidentes de los coches eléctricos es inferior, sus piezas presentan un menor coste y su sistema es bastante más sencillo de reparar, como ya hemos dicho, la batería es una pieza muy delicada y su sustitución muy cara, representando esta casi la mitad del valor del vehículo.

Mayor riesgo de choque en la ciudad

Una de las ventajas que presentan los coches eléctricos es su idoneidad para realizar recorridos por las zonas urbanas, lugares donde es más frecuente sufrir un choque dañándose la carrocería y siendo esto uno de los motivos más habituales por los que los conductores acuden al seguro de su vehículo.

Mayor conectividad del coche eléctrico frente al coche de combustión

El seguro del coche eléctrico incluye en su presupuesto la ciberseguridad que estos presentan, teniendo su sistema una mayor conectividad respecto de los vehículos de combustión.

El problema de la garantía de la batería

La reparación de la batería de los coches eléctricos es el mayor enemigo para las aseguradoras y el mayor inconveniente de este tipo de coches. Si este componente sufre algún tipo de daño, a pesar de que habitualmente se cubrirán estos deterioros y los fabricantes recientemente están aumentando el período de garantía de la batería, tras su reparación podremos encontrar los trámites legales derivados de las polémicas entre los fabricantes, proveedores de esta pieza y las compañías aseguradoras.

Peligro de incendio

A pesar de que es improbable el peligro de incendio consecuencia de un cortocircuito, mientras se carga la batería del coche eléctrico o en algún siniestro o accidente cabe la posibilidad. En caso de producirse el cortocircuito y acabar el vehículo en llamas, la dificultad por los medios con los que se cuenta en la actualidad para extinguir el incendio hace aumentar el riesgo de provocar daños a terceras personas.

Pocos talleres

Normalmente los titulares de coches eléctricos deberán llevar su vehículo al servicio oficial de la marca, lo que supone un coste mayor que llevarlo al taller que se te asocie por tu compañía aseguradora, lo que sí pueden hacer propietarios del resto de coches no eléctricos. Siguiendo la ley de la oferta y la demanda, al haber cierta escasez de talleres especializados en la reparación de los coches eléctricos, este menor número provoca que los que sean capaces de atender a la avería impongan un precio superior.