sistemas ADAS

¿Qué son los sistemas ADAS? Tipos

Cuando realizamos un viaje en coche, sobre todo si es un trayecto largo, debemos tomar todas las precauciones posibles, como estudiar bien la ruta o revisar nuestro vehículo para evitar cualquier contratiempo. Asimismo, nos podemos ayudar de dispositivos electrónicos que nos proporcionarán una mayor tranquilidad y seguridad en carretera, como los sistemas ADAS. Te explicamos qué son los sistemas ADAS y los tipos.

 

¿Qué son los sistemas ADAS?

A partir del año 2022 todos los coches nuevos tendrán que tener sistema ADAS de manera obligatoria, cuyas siglas significan Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (en inglés). Los sistemas ADAS ayudan a una conducción más segura, por lo que con su obligatoriedad a partir del año que viene se busca evitar miles de muertes y heridos por accidentes de tráfico en carretera.

Gracias a su tecnología, el sistema ve el entorno del vehículo en todo momento y, de esta manera, envía esta información al ordenador central de nuestro vehículo para que reaccione en consecuencia. Los sistemas ADAS se pueden encontrar en el parabrisas o paragolpes del coche, entre otras partes del vehículo.

 

Tipos de sistemas ADAS

En un viaje en coche largo, aunque tomemos las precauciones y realicemos las paradas necesarias, es posible que aparezca el cansancio y con ellos la merma de nuestro nivel de atención. Es por eso que los sistemas ADAS ayudarán a una conducción más segura. Estos son algunos de los tipos de sistemas ADAS más frecuentes:

Sistema de detección de peatones (PCW)

Alerta de la presencia de peatones en la ruta, algunos más avanzados también avisan de la presencia de animales y ciclistas.

Control de crucero adaptativo (ACC)

Mediante el control de crucero adaptativo podremos programar una determinada velocidad, de manera que el vehículo mantendrá los km/h programados y la distancia con el vehículo de adelante, por lo que podremos descansar nuestro pie derecho.

Aviso de colisión (FCW)

Te avisa de la presencia de algo delante del vehículo, por lo que es de bastante utilidad en retenciones no esperadas.

Freno autónomo de emergencia (AEB)

Además de avisar de la presencia de algo delante, función del anterior aviso de colisión, activa el sistema de frenos del vehículo e incluso puede llegar a activar los intermitentes de emergencia. El freno autónomo de emergencia resulta de gran utilidad en aparcamientos.

Aviso de salida del carril (LDW)

Los sensores detectan las líneas de la carretera, por lo que si el conductor las sobrepasa sin haber puesto el intermitente, el sistema le avisa.

Control de mantenimiento de carril (LKAS)

A lo anterior se le suma la capacidad de controlar la dirección para que el vehículo regrese al carril.

Aviso de ángulo muerto (BSD)

En ocasiones, cuando otro vehículo se dispone a adelantarnos, es imposible verlo; en este caso, el aviso de ángulo muerto nos avisa mediante luces o vibraciones.

Detector de cansancio del conductor (DFD)

Si el sistema detecta fatiga en el conductor, por estudiar sus movimientos u ojos, te recomendará hacer una parada mostrando en el cuadro de instrumentos del vehículo el dibujo de una taza de café.