ficha tecnica vehiculo coche

¿Qué datos y reformas se deben incluir en la ficha técnica del coche?

¿Qué datos y reformas se deben incluir en la ficha técnica del coche?

La ficha técnica de un vehículo es el documento identificativo del mismo, así como de su propietario. De esta manera, se diferencian unos vehículos de otros, convirtiéndose en algo parecido al DNI del vehículo.

En la ficha técnica del vehículo aparecen una serie de datos técnicos que sirven para identificar al vehículo. En caso de que hayas realizado alguna reforma o modificación en tu vehículo, puede que debas incluirla en la ficha técnica. Pero, ¿qué datos y reformas se deben incluir en la ficha técnica del coche? Te los explicamos a continuación.

 

¿Qué es la ficha técnica de un vehículo?

La tarjeta de ficha técnica es un certificado único y obligatorio que todo vehículo debe tener para identificar a este y a su propietario, esto es, se trata de su documento identificativo.

Una vez los fabricantes de vehículos realicen todas las pruebas pertinentes, se ratifican los requisitos y condiciones y se expide el número de homologación. El Ministerio de Industria es el organismo encargado de expedir, autorizar y supervisar la ficha técnica del vehículo. Teniendo en cuenta los datos técnicos de un vehículo, la Administración determina los impuestos a abonar y limitaciones.

Ficha técnica de vehículo electrónica : eITV

De forma obligatoria, todos los coches matriculados en España deben tener la ficha técnica en formato electrónico (eITV) desde el año 2015. El objetivo es ahorrar costes y agilizar los tramites de matriculación de vehículos. De esta manera, se intentan evitar fraudes con un sistema de control que previene las estafas en las matriculaciones. Además, al estar en formato digital, se evita la pérdida del documento.

Las eITV contienen la misma información que las fichas técnicas físicas y presentan un total de 32 dígitos único para cada vehículo para evitar la duplicidad del número de bastidor.

 

¿Para qué sirve la ficha técnica de un vehículo?

La ficha técnica de un vehículo puede presentar formato físico (una cartulina) o formato digital. La información viene dividida en apartados, en los cuales se muestran la información del coche, como la matrícula, el número de bastidor del vehículo o la contraseña de homologación. Así, la ficha técnica sirve para conocer los datos de fabricación o la categoría del vehículo, entre otros. Este documento es imprescindible para pasar la ITV. Además, para homologar cualquier reforma o modificación que realicemos en nuestro vehículo.

 

¿Qué datos se incluyen en la ficha técnica de un vehículo?

Los datos de cada vehículo son únicos e intransferibles. La ficha técnica recoge toda la información que sirva para identificarlo. De forma general, estos son los datos que suelen incluirse en la ficha técnica de un vehículo:

  • Marca, versión, modelo y denominación comercial del vehículo.
  • Matrícula del vehículo.
  • DNI del propietario del vehículo.
  • Contraseña de homologación.
  • Número de bastidor.
  • Tara (peso al salir de fábrica).
  • Masa Máxima Autorizada (MMA).
  • Medidas del vehículo: altura, anchura, longitud, distancia entre ejes.
  • Número de plazas.
  • Medidas de los neumáticos.
  • Tipo de motor, cilindrada, potencia en CV y KW.
  • Emisiones de CO2.

 

¿Qué reformas o modificaciones se deben incluir en la ficha técnica?

El Manual de reformas de vehículos determina lo siguiente:

“Una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo que no cambie las características por las que el vehículo en cuestión puede ser definido, o que no afecte a ninguno de los actos reglamentarios aplicables ni a las prescripciones contenidas en la Directiva 2007/46/CE no debe ser considerada como reforma.”

Por lo tanto, las reformas que deberemos incluir en la ficha técnica serán aquellas que sí hagan variar las características del vehículo.

Entre las reformas más habituales que debemos incluir en la ficha técnica del coche, encontramos aquellas que afecten a:

  • La unidad motriz del vehículo, por ejemplo, reformas en el sistema de escape o de alimentación del combustible.
  • La identificación del vehículo, como cambio de emplazamiento de la matrícula.
  • La carrocería del vehículo, como cambios en los cinturones de seguridad o plazas de asientos.
  • La distancia de los ejes o el cambio de neumáticos no equivalentes.
  • El sistema de dirección.
  • El sistema de frenado del vehículo.
  • El sistema de acoplamiento.
  • El sistema de suspensión.
  • El sistema de transmisión.
  • Los dispositivos de alumbramiento y señalización.