DGT baja automática coche

La DGT quiere dar de baja automática a miles de coches en España

En España, miles de vehículos de considerable edad se encuentran en zonas alejadas de las ciudades, por lo que muchos de ellos podrían no estar al corriente en cuanto a legalidad. Este escenario lleva a la DGT a querer tomar medidas al respecto mediante planes de renovación de vehículos, siendo nuestro parque automovilístico uno de los más viejos de Europa.

Hablamos de los coches zombis. Los propietarios de estos vehículos los dan de baja definitiva; sin embargo, ciertamente se encuentran en baja temporal, de manera que los desguaces ilegales deberán hacer frente a una carga fiscal menor a la hora de sacar sus piezas o exportarlos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) desea contener este problema mediante la reforma del Reglamento General de Vehículos: Ahora las bajas temporales tendrán una duración limitada de un año, pudiendo prorrogarse si el titular lo desea. Esto es, a partir de ahora las bajas temporales dejarán de tener una duración ilimitada.

 

La DGT quiere atajar el problema de los coches envejecidos

La reforma del Reglamento General de Vehículos trae también otros cambios con objeto de atajar el problema de los coches envejecidos, problema igual de grave que el anterior.

La DGT podrá actuar de oficio tras la autorización de la correspondiente jefatura provincial: los coches que no acudan a una estación de ITV y no sean asegurados durante el período de 10 años podrán ser dados de baja definitiva automáticamente por la DGT.

A pesar de considerarse baja definitiva, el titular tendrá la posibilidad de solicitar la rehabilitación y dar de alta el coche siempre que acredite su existencia y cumpla los requisitos necesarios para recibir el carnet de conducir.

Con esta medida la DGT busca poner solución a la problemática de los coches envejecidos. Nos referimos al habitual supuesto que la mayoría conoceremos en el que el propietario de un vehículo no acude a la ITV ni lo asegura por tratarse de un coche de gran edad sin ninguna clase de mantenimiento ni cuidado; por ello, el titular considera innecesario estar al día en términos legales y administrativos, ya que lo usa únicamente para trasladarse por unas pocas calles de un pueblo. Se trata de típico coche de pueblo que lleva años parado en la acera sin solución alguna.