aparcar en linea coche

Guía definitiva para saber aparcar en línea

Guía definitiva para saber aparcar en línea

Tanto si estás preparándote para la obtención del carnet de conducir en las clases prácticas, como si ya lo tienes, muchos conductores se preguntan cómo aparcar en línea en unos pocos pasos y maniobras.

Puede que esto te suene: vas circulando tranquilamente con tu coche y ya has llegado a tu destino, momento en el que surgen los nervios por no saber muy bien cómo maniobrar para aparcar, en ocasiones, incluso llegamos a dar más de una vuelta para encontrar el aparcamiento más “sencillo”. A todos nos ha pasado alguna vez. No te preocupes, a continuación, te explicamos cómo aparcar en línea en unos sencillos pasos.

 

¿Cómo aparcar en línea en coche?

Mientras que otros conductores no encuentran problema en aparcar, a otros suele atragantársele un poco más aprender las maniobras de estacionamiento. En primer lugar, tranquilidad, nadie nace sabiendo, siguiendo estos sencillos prácticos, para saber aparcar en línea como un experto solo necesitarás paciencia y práctica.

 

  1. Señaliza la maniobra

Cuando vamos a aparcar en línea, el primer paso es señalizar con los intermitentes del coche la maniobra hacia el lado que la vamos a realizar con la requerida antelación.  Una vez tengamos el vehículo en el carril de la carretera que vayamos a estacionar, señalizando con el suficiente tiempo de antelación advertimos al resto de vehículos de nuestra intención, evitando taponar el tráfico. Además, ya que en la mayoría de ocasiones tendremos vehículos detrás, una señalización a tiempo puede evitar choques traseros.

 

  1. Busca las referencias para colocar el coche en paralelo

El siguiente paso para aparcar en línea es buscar las referencias. Debes colocar tu coche en paralelo al vehículo que se encuentre justo delante del espacio en el que quieres meterlo. Para alinear tu coche, repetimos, siempre con el coche de delante como referencia, para guiarte puedes tomar los siguientes dos puntos:  ir marcha atrás lentamente hasta que las ruedas traseras de tu vehículo estén a la altura del paragolpes trasero del de al lado, o bien, colocar en paralelo la parte delantera de nuestro coche con el espejo retrovisor del mismo anterior vehículo.

 

  1. Meter el coche en el espacio

Cuando ya tengamos el coche bien posicionado, es momento de girar y dar marcha atrás. Gira el volante del vehículo todo lo que puedas hacia el sentido en el que vayas a aparcar (izquierda o derecha). A continuación, sin prisas, ve yendo marcha atrás para ir metiendo el coche en el hueco ayudándonos de los retrovisores. A baja velocidad, continua marcha atrás hasta que veas por tu espejo retrovisor el faro del copiloto del vehículo que está estacionado detrás de ti.

A partir de aquí, los siguientes pasos te saldrán casi intuitivamente con la práctica. Cuando veas el faro del coche de detrás, gira al máximo tu volante en el sentido contrario para seguir marcha atrás hasta que encajes el coche en el espacio.

 

  1. Últimas maniobras para aparcar en línea

Una vez hayas metido el coche en el hueco, deberás ir dando marcha atrás girando el volante hacia la dirección de la acera. Si chocas con el bordillo con las ruedas traseras, gira el volante recto y avanza un poco en primera marcha para sacar el morro. A partir de ahí, puedes ir rectificando marcha adelante o marcha atrás las veces que sean necesarias hasta que el coche quede perfectamente encajado y a la misma distancia que los vehículos de enfrente y atrás. ¡Y fin, ya sabes aparcar en línea!

 

Puede que te interesen otros consejos para conductores principiantes. Si estás preparándote también para el examen de conducir teórico, aquí te dejamos los Tests DGT para examen teórico gratis.