dispositivos obligatorios coche

Estos son los nuevos dispositivos que la DGT obliga a llevar en el coche

Estos son los nuevos dispositivos que la DGT obliga a llevar en el coche

Cada vez son más los dispositivos obligatorios a llevar en el coche.

Desde este mes de julio de 2022, todos los vehículos nuevos homologados, además de los vehículos nuevos vendidos a partir de 2024, deberán llevar incorporados de fábrica los denominados sistemas ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción). Si aún no sabes qué son estos asistentes electrónicos, te explicamos qué son los sistemas ADAS y los tipos.

 

Nuevos sistemas ADAS obligatorios 2022

Los sistemas ADAS o sistemas de asistencia a la conducción, son sistemas de seguridad que, como su nombre indica, ayudan al conductor para prevenir accidentes y víctimas de tráfico. El objetivo es claro: mejorar la seguridad vial y reducir la siniestralidad en carretera.

Según la Dirección General de Tráfico, estos sistemas permiten “aumentar la seguridad de los ocupantes de los vehículos y del resto de usuarios de la vía”. Asimismo, contribuyen al cuidado del medio ambiente, pues estos dispositivos reducen la baja calidad del aire.

Desde su cuenta oficial de Twitter, Tráfico anunciaba su obligatoriedad:

«Por normativa europea, desde 2022 los nuevos vehículos deben incorporar, al menos, 8 asistentes electrónicos que contribuyen a mejorar la Seguridad Vial. Te lo contamos en este #HiloADAS Las #ADAS pueden salvar miles de vidas https://yrevista.dgt.es/TodasLasADAS»

Se trata de una iniciativa impulsada por la DGT a raíz de las directivas provenientes de la Unión Europea, las que contemplan el refuerzo de los sistemas para lograr una conducción más eficiente y segura.

A partir de 2022, estos son los 8 nuevos sistemas ADAS obligatorios para vehículos nuevos:

Asistente de velocidad inteligente

El asistente de velocidad inteligente reduce de manera automática la velocidad del vehículo de acuerdo con los límites de velocidad de la vía en la que este circule. Esto es posible gracias a un software que conecta un reconocimiento de señales con el control de crucero adaptativo. De esta manera, si el conductor sobrepasa los límites de velocidad establecidos, el sistema reducirá la velocidad automáticamente.

Alerta de cambio involuntario de carril

A través de una señal visual o sonora, o mediante vibraciones, avisa al conductor de que está rebasando el carril sin poner el intermitente. El objetivo es evitar que el vehículo pierda la trayectoria como consecuencia de la falta de atención o somnolencia del conductor.

Caja negra

Como si de una caja negra de avión se tratase, registra los parámetros principales, momentos previos y posteriores de un accidente para saber qué ha ocurrido. De esta manera se facilita el análisis de las causas y los sistemas de seguridad en caso de siniestro, aunque, como ha indicado la DGT, no servirá para dirimir la culpabilidad.

Frenada de emergencia

Si detecta un obstáculo en la vía, por ejemplo, otro vehículo o usuario, y el vehículo circula a demasiada velocidad, este sistema aplica los frenos para evitar el choque.

Alerta de cinturón de seguridad

La alerta de cinturón de seguridad es un sistema obligatorio para las plazas delanteras desde 2024. A partir de ahora, también lo será en las traseras. Si un pasajero se desabrocha el cinturón de seguridad con el vehículo en marcha se emite un pitido.

Detector de fatiga y de somnolencia

Este sistema identifica síntomas de somnolencia o cansancio mediante el análisis de la conducción, del movimiento del conductor, sus parpadeos y presión sobre el volante. Si detecta que el conductor no se encuentra en sus plenas facultades, emitirá avisos visuales y sonoros y se encenderá el símbolo de una taza humeante o un mensaje de texto de aviso de parada en el cuadro de instrumentación. Mientras, si tan solo encuentra síntomas de somnolencia, se encenderá el símbolo de una taza de café, normalmente pasadas las 2 horas.

Alcoholímetro inmovilizador

Será obligatorio en vehículos de transporte público y profesionales, para ir incorporándolo paulatinamente en todo tipo de automóviles. El conductor deberá soplar en una boquilla antes de arrancar; si da positivo, se le impedirá arrancar el coche.

Detector de tráfico cruzado

Se trata de una cámara trasera que detecta si hay algún usuario o vehículo a una distancia de 30 metros. El objetivo es ayudar al conductor a salir de los estacionamientos en batería marcha atrás. En primer lugar, mandará una señal visual a través de la pantalla o de los retrovisores laterales. Si el conductor no reacciona y el sistema detecta riesgo de choque o atropello, el vehículo se frenará automáticamente.