luces antiniebla

El buen uso de las luces antiniebla: sanción por llevarlas cuando no deberías

El buen uso de las luces antiniebla: sanción por llevarlas cuando no deberías

Conducir con niebla no solo es bastante desagradable, sino que hace mermar la visibilidad de los conductores muy notablemente siendo necesario por ello aumentar la atención al volante para reducir los riesgos de sufrir un accidente de tráfico. En trayectos con niebla se deberán encender las luces antiniebla, un alumbrado destinado a estas circunstancias en las que merma nuestra visibilidad.

Sin embargo, siendo las luces antiniebla más brillantes que las normales, estas pueden molestar al resto de conductores, por lo que es importante saber cuándo es ciertamente necesario su uso. Asimismo, es importante hacer un uso responsable de estas luces no solo por velar por la seguridad de todos los usuarios de la vía, sino también porque su uso indebido puede suponernos una multa de tráfico, una posibilidad que no todos los conductores conocen.

¿Cuál es la multa por el uso indebido de las luces antiniebla?

El mal uso de las luces antiniebla por parte de los conductores es motivo de sanción. En atascos o cuando las condiciones meteorológicas no lo requieran, podrás ser sancionado por las autoridades en el instante que detecten que tienes encendidas las luces antinieblas delanteras, traseras, o ambas al mismo tiempo, sin ser estrictamente necesario.

Te advertimos que enciendas este tipo de luces solo cuando lo consideres realmente necesario atendiendo a un uso responsable, ya que la multa por no hacerlo, aunque no conlleve la retirada de los puntos de tu carnet de conducir, asciende a los 200 euros de sanción, además de poder provocar con ello algún accidente por deslumbrar al resto de conductores.

¿Cuándo debes encender las luces antinieblas?

Distinguimos entre las luces antinieblas delanteras y traseras, siendo su clasificación importante por depender de ello saber cuáles deberás encender según las circunstancias:

  • Luces antinieblas delanteras: sin ser obligatorias, son las luces bajas anchas y blancas que pueden encenderse y combinarse con las luces de corto y largo alcance cuando las condiciones no permiten la buena visibilidad del conductor.

 ¿Cuándo debes encender las luces antinieblas delanteras?

  • Cuando merme la visibilidad por niebla, polvo, humo, lluvia o nieve
  • En carreteras de una anchura inferior a 6,5 metros con diversas curvas señalizadas cuando sea de noche

Pueden multarnos por un uso irresponsable por poder deslumbrar a los coches que nos ven por el espejo retrovisor o a los que vengan de frente.

  • Luces antinieblas traseras: se tratan de una o dos luces, en este caso sí obligatorias, de color rojo destinadas a que el vehículo se vea con mayor claridad desde atrás, por lo que presentan una mayor intensidad que las luces de posición.

 ¿Cuándo debes encender las luces antinieblas traseras?

A pesar de ser su uso obligatorio, deberemos encenderlas con especial responsabilidad, esto es:

  • Condiciones meteorológicas que mermen la visibilidad de forma muy notoria, cuando haya niebla espesa, polvo o humo denso o nieve o lluvia muy intensa

Por su gran intensidad podremos molestar a los vehículos que circulen detrás nuestra, además podrán entender de forma errónea que las luces que tenemos encendidas son las del freno; por ello, deberemos encenderlas solo cuando sea extremamente necesario y apagarlas cuando las condiciones vuelvan a permitírnoslo, además de nunca usarlas en zonas de atascos o cuando haya mucho tráfico.