valor coche

¿Cuánto vale mi coche? Valor de tu coche según Hacienda

¿Cuánto vale mi coche? Valor de tu coche según Hacienda

Si estás pensando en poner a la venta tu vehículo, conocer cuánto vale resultará imprescindible. Puede que para conocer el valor de tu automóvil hayas investigado en diversas páginas web que ofrecen tasaciones dependiendo de la antigüedad, kilometraje o modelo, o quizás hayas comparado en sitios online de compraventa los precios que presentan los vehículos similares al que deseas vender. Sin embargo, en el post de hoy, hablaremos de las tablas de tasación de Hacienda, las que indican la media de precios haciendo especial referencia al Impuesto sobre Medio de Transportes.

Si deseas calcular el valor del vehículo que deseas vender, encontraras las tablas de tasación de Hacienda en su sitio web oficial en la sección Determinación del valor de los vehículos de turismo, todoterrenos y motocicletas. Advertimos que en este apartado tan solo encontrarás el cálculo del valor de tu automóvil durante el primer año.

A continuación, pasamos a hablar de la diferencia entre el valor venal y el valor de reposición, cómo Hacienda establece los respectivos valores para cada vehículo, así como los porcentajes de depreciación.

Valor venal y valor de reposición, ¿cuál es la diferencia?

La principal disparidad entre el valor venal y el valor de reposición es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta del vehículo; la compañía aseguradora aplicará alguno de estos dos conceptos dependiendo de la cobertura y póliza que presente.

 Cabe decir que el valor de reposición contempla las reparaciones, la ganancia del usuario que venda el vehículo y los gastos de transferencia, valores también contemplados en el valor venal; sin embargo, el valor de reposición no tiene en cuenta el mantenimiento ni el kilometraje.

Pasamos a describir de forma un poco más detallada qué es el valor venal y el valor de reposición de un vehículo:

  • Valor venal: valor de compra de un vehículo de mismas características y antigüedad que el que el usuario pone en venta. El precio de tasación Hacienda será el mismo, el que está sujeto a la oferta y demanda, así como al estado de mantenimiento y antigüedad del automóvil.
  • Valor de reposición: teniendo en cuenta los gastos a consecuencia del reemplazo por daños irreparables, se trata de una estimación acerca del valor del vehículo. Al igual que el valor venal, el valor de reposición atiende a la antigüedad y estado del coche y a la oferta y demanda de este.

 El valor de un vehículo, ¿a qué atiende Hacienda para establecerlo?

Para calcular el valor venal del vehículo que desees vender, valor de compra de un vehículo de igual antigüedad y características, nos fijaremos en las tablas que Hacienda publica de manera anual, las que son ofrecidas como medio por el artículo 57 de la Ley 58/2003, del 17 de diciembre, de la General Tributaria.

En las tablas de Hacienda aparece:

  • La marca y el modelo del automóvil
  • Características de tipo técnico, como la cilindrada
  • El año de fabricación

Además, las tablas de Hacienda tienen en cuenta, refiriéndonos a los gastos del propietario:

  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos jurídicos Documentados
  • Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte

La antigüedad y porcentaje de depreciación de un vehículo

Al mermar el valor de un coche según pasa el tiempo, a los valores explicados anteriormente deberemos aplicarle un porcentaje de depreciación dependiendo de los años pasados desde la primera fecha de matriculación, esto es, la antigüedad el vehículo. A continuación, presentamos la siguiente tabla para que puedas calcular la depreciación de tu coche:

Hasta 1 año 100%
De 1 a 2 años 84%
De 2 a 3 años 67%
De 3 a 4 años 56%
De 4 a 5 años 47%
De 5 a 6 años 39%
De 6 a 7 años 34%
De 7 a 8 años 28%
De 8 a 9 años 24%
De 9 a 10 años 19%
De 10 a 11 años 17%
De 11 a 12 años 13%
Más de 12 años 10%

 Por último, aclaramos que las compañías aseguradoras valorarán las tablas y los porcentajes ofrecidos por Hacienda para determinar las cláusulas en sus pólizas; dependiendo de las coberturas por accidente o robo, la póliza variará su precio.