09/07/2020 filtro antipolen

¿Cuándo debo cambiar el filtro antipolen?

¿Cuándo debo cambiar el filtro antipolen?

Para la operatividad del motor de nuestro coche existen diversos componentes conectados entre ellos y diferentes circuitos hidráulicos, los cuales necesitan un filtro destinado a la filtración de los residuos que se vayan generando. Asimismo, para el buen funcionamiento del motor y de su combustión interna, se requiere aire y combustible, los que de igual manera deberán ser filtrados de suciedades o impurezas.

Es por ello que para alargar la vida del motor y mantener un aire limpio en el habitáculo de nuestro vehículo, que las casas fabricantes integran una serie de componentes para filtrar estas impurezas que pueden dañar el motor; estos filtros capturan los residuos presentes en los fluidos, en el aire que va al motor y que desde este punto va al interior del vehículo, el cual será el aire que respirarán conductor y ocupantes del vehículo.

¿Qué es el filtro antipolen?

Una vez explicada la función limpiadora de los filtros, pasamos a explicar qué es el filtro de polen o filtro antipolen, uno de los filtros más importantes del vehículo. Este filtro hace que las partículas que pasen al interior del habitáculo sean mínimas, pasando el aire completamente filtrado al componerse de materiales de mayor densidad e incorporándose de fábrica en la mayoría de vehículos. El filtro antipolen filtra el polen y la suciedad del aire ambiente para evitar su llegada al interior del coche y se coloca en la entra de aire al interior del coche, pudiendo variar la ubicación según la clase o marca del vehículo.

La función de este filtro es asegurar la salud de las personas que viajan en el vehículo permitiendo una sana respiración, de ahí su importancia respecto al resto de filtros. Para garantizar la limpieza del aire dentro del habitáculo, el filtro antipolen es indispensable para personas alérgicas, con problemas asmáticos, personas mayores y para los más pequeños.

Entendida la trascendencia del filtro antipolen, resulta lógico no escatimar en su buen mantenimiento para evitar la existencia en el aire de partículas perjudiciales para la salud de los pasajeros, tratándose por ello de una inversión recomendable y saludable.

¿Cada cuánto tiempo es necesario cambiar el filtro antipolen?

Es aconsejable sustituir el filtro antipolen una vez recorridos los 15.000- 25.000 kilómetros o una vez cada año; no obstante, este período variará según las carreteras que recorramos, no siendo igual circular por zonas con polvo o por carreteras más o menos contaminadas.

Además también dependerá de la estación del año en la que utilicemos nuestro vehículo, ya que al encender el aire acondicionado en verano se hará un mayor uso del filtro antipolen, aunque su uso no interfiera en la actividad del motor del coche. Puede que si el aire acondicionado de tu vehículo no enfría, pienses que se trata de un daño severo en el sistema, por lo que te advertimos que puede que esto ocurra porque el filtro antipolen se encuentra tapizado por completo y no haya intercambio de calor para que exista un cambio de estado por parte del aire acondicionado por no pasar por el evaporador el aire necesario.