mareos coche

Cómo evitar mareos en los viajes en coche

Cómo evitar mareos en los viajes en coche

A pesar de que disponerte a realizar un viaje en coche mayoritariamente supone un motivo de alegría, pasar largas horas en un vehículo para muchos puede llegar a convertirse en una verdadera tortura por los mareos que el movimiento les provoca, y si eres de los que se marean en coche, conocerás de primera mano de lo que estamos hablando.

El motivo por el que algunas personas se marean en los desplazamientos en coche reside en lo que denominamos cinetosis o mareos por movimiento, causados por tratar el cerebro de conocer la posición del cuerpo: al movernos por el movimiento del vehículo y no por nosotros mismos, en el cerebro se genera una especie de incertidumbre que nos provoca el mareo.

A continuación, te presentamos una serie de consejos para que lleves tus viajes en coche de la manera más liviana posible y tu única preocupación sea el disfrute en el destino al que te dirijas:

Evita la conducción brusca

Aunque normalmente el conductor no suele padecer mareos durante la conducción por conocer su cerebro los movimientos que se dispone a realizar, para evitar los de sus pasajeros deberá evitar una conducción brusca, esto es, aceleraciones, frenazos o curvas tomadas de manera agresiva, así como circular mejor por grandes autovías o autopistas que por carreteras secundarias; cuanto más suave sea la conducción del conductor, menos probabilidades tendrán los pasajeros de sufrir mareos.

Escoge bien el asiento del vehículo

Como hemos dicho anteriormente, los mareos son causados por la falta de información acerca de nuestro movimiento que recibe el cerebro, por ello, sentándonos en el asiento del copiloto y siempre en el sentido de la marcha cuando viajamos en caravanas o autobuses, por ejemplo, avisaremos a nuestros oídos y cerebro de nuestros próximos movimientos. Si debemos sentarnos en los asientos traseros, siempre será más aconsejable el de en medio, ya que veremos más fácilmente la carretera.

Ojo a la ventilación

Una buena ventilación es imprescindible tanto antes de comenzar nuestro viaje, para evitar olores y especialmente si el vehículo lleva mucho tiempo en desuso; como durante el viaje si empezamos a sentir mareos, ya que aumentaremos nuestro nivel de oxígeno y respiración y disminuiremos la sudoración con un poco de aire fresco si bajamos las ventanillas.

Mira siempre al frente

Para evitar mareos, mantén tu vista al frente, siempre es mejor mirar hacia delante que hacia los laterales y, por supuesto, no leas o utilices el móvil para no fijar tu mirada en un punto, mejor conversa con el resto de pasajeros o escucha algo de música, lo que también hará más entretenido el viaje.

Comida

Evita comer justo antes de emprender tu viaje, pero si no puedes evitarlo, opta por alimentos sólidos, sanos y en poca cantidad para evitar una mala digestión. Asimismo, hidrátate cada cierto tiempo.

Realiza paradas frecuentemente

Por último, recomendamos hacer paradas frecuentemente, cada 200 km aproximadamente. Al despejarnos un poco durante unos minutos, evitaremos la somnolencia y el dolor de espalda del conductor y, por otro lado, los posibles mareos de los pasajeros, ir al baño y estirar las piernas será, sin duda, de gran ayuda.