caja negra coche edr

Caja negra obligatoria para coches a partir de julio de 2022

Caja negra obligatoria para coches a partir de julio de 2022

A los nuevos elementos que pedirá la Dirección General de Tráfico a los conductores, como la luz V-16 inteligente que sustituye a los triángulos de emergencia que ya hablábamos de él en otro artículo, sumamos otro a la lista: la caja negra. Sí, caja negra para coches, puede chocar un poco al principio, ya que solo estábamos acostumbrados a nombrarla en el caso de los aviones, pero se trata de uno de los nuevos elementos obligatorios que todo conductor deberá portar en su vehículo.

 

¿Qué es la caja negra para coches?

Siguiendo la normativa europea, a partir de julio de 2022, todos los modelos nuevos homologados en la Unión Europea deberán llevar una caja negra similar a la de los aviones de manera obligatoria. Más adelante, en 2024, se exigirá a todas las nuevas matriculaciones, siendo uno de los 8 sistemas ADAS obligatorios a partir de julio de este año.

Su nombre en inglés es Event Data Recorder (EDR), lo que traducido al español significa Registrador de Datos de Eventos. Esta diseñado para activarse cuando lo haga algún elemento del sistema de retención, como el airbag; entonces, empezará a grabar datos del trayecto, concretamente, lo ocurrido 30 segundos antes y 5 segundos después del supuesto accidente.

Está destinada para su colocación debajo del asiento del conductor atornillada al chasis. Es de pequeño tamaño y contiene un microchip que permite la grabación de datos del vehículo en caso de siniestro. De esta manera, se podrá obtener esta información al conectar la caja negra a un ordenador de diagnosis.

El objetivo es recabar información acerca del vehículo y los ocupantes para, en caso de siniestro, poder conocer lo que ha pasado antes, durante y después del incidente.

“La Caja Negra recopila información del vehículo y de sus ocupantes, registrando y almacenando datos para, en caso de siniestro, conocer lo que ha ocurrido. Así funciona: https://yrevista.dgt.es/CajaNegra  

#LaMejorTecnologíaEresTú, conduce con precaución”, señala la DGT en su cuenta de Twitter.

 

¿Qué datos recopila la caja negra EDR?

“No sirve para dirimir la culpabilidad en un accidente, pero sí para analizar las causas y un incentivo para mejorar la conducción”, indica la DGT.

La caja negra EDR no recoge datos personales, como la edad o el nombre del conductor; esta información es anónima. Asimismo, no graba audio ni vídeo.

En supuestos concretos, el EDR registra datos técnicos del vehículo y los sistemas de seguridad y diversas variables: velocidad, frenada, fuerza del impacto frontal y lateral, revolución del motor, posición del acelerador, funcionamiento de cinturones, airbags… Además de otros parámetros, como día y hora, ubicación, trayecto…

 

Utilidades y objetivos

La caja negra facilita la reconstrucción de accidentes, bastante útil para las compañías de seguros. Además, al posibilitar el análisis de lo ocurrido en el accidente, se incentiva una mejor conducción y el desarrollo de apps para la seguridad vial. La Unión Europea espera mejorar esta tecnología con datos de los siniestros más concretos. No solo eso, sino también conocer de manera más estrecha las causas de las lesiones y daños físicos para mejorar la seguridad pasiva.